Esta preciosa peque estaba perdida por la calle buscando gente a quién seguir. Alguien le prestó atención y nos llamó, se ve claramente que es una gata casera de la que alguien se ha deshecho, pero ahora está a salvo, solo le queda encontrar un hogar de verdad. Es super mimosa, juguetona y una autentica belleza.