Anston estaba perdido y asustado, lloraba desconsolado buscando atención y cariño en plena calle. Por suerte nos avisaron y fuimos a por él, ahora ya está a salvo pero está muy triste. Es un gato totalmente casero acostumbrado a vivir con sus humanos en una casa, ahora en la prote está triste y aburrido. Se ha debido escapar y no ha sabido volver a casa y como estaba sin identificar ahora se encuentra en esta situación, es súper importante identificar a nuestras mascotas. Es un gato muy amoroso y mimoso necesita una casita y una familia rápido.