Apadrinamientos

Inicio/Apadrinamientos
  • Pancha es una gallina preciosa y original que ya nadie quería, iban a sacrificarla pero no pudimos permitirlo, la recogimos y ahora vivirá feliz en el santuario.
  • Tola es una tórtola preciosa que recogimos en malas condiciones, ya está mucho mejor y poco a poco va recuperándose, seguramente vivía con persona porque está improntada, así que difícilmente sobreviviría en libertad. Se quedará con nosotros en el santuario donde será atendida y querida junto a más compañeras.
  • Rodolfo es un gallo al que ya no querían, iba a ser sacrificado, pero no podíamos permitirlo, así que lo recogimos y lo llevamos a nuestro santuario donde vivirá feliz y seguro toda su vida.
  • Ambrosía es una gallina a la que ya no querían, iba a ser sacrificada, pero no podíamos permitirlo, así que la recogimos y la llevamos a nuestro santuario donde vivirá feliz y segura toda su vida.
  • A esta impresionante paloma y su pareja las recogimos de un centro donde iban a ser sacrificadas, son palomas que están bastante acostumbradas al ser humano y no pueden ser puestas en libertad, ya que no sobrevivirían. Así que vivirán juntas, felices y atendidas en el santuario.
  • A esta impresionante paloma y su pareja las recogimos de un centro donde iban a ser sacrificadas, son palomas que están bastante acostumbradas al ser humano y no pueden ser puestas en libertad, ya que no sobrevivirían. Así que vivirán juntas, felices y atendidas en el santuario.
  • Esta simpática palomita fue rescatada por su madrina, tenía PMV, así que ha sido cuidada con mucho mimo hasta que ha estado fuerte, pero no puede ser liberada. Ahora vivirá en el santuario con más palomas, estará a salvo y feliz.
  • Esta simpática palomita fue rescatada por su madrina, tenía PMV, así que ha sido cuidada con mucho mimo hasta que ha estado fuerte, pero no puede ser liberada. Ahora vivirá en el santuario con más palomas, estará a salvo y feliz.
  • Piojoso y Cañita fueron rescatados por su madrina, necesitaban cuidados y ella se no dudó, cuidó de ellos y les ofreció refugio y cariño. Ya están recuperados no pueden ser liberados, así que vivirán felices en el voladero del santuario con otras palomas.
  • Cañita y Piojoso fueron rescatados por su madrina, necesitaban cuidados y ella se no dudó, cuidó de ellos y les ofreció refugio y cariño. Ya están recuperados no pueden ser liberados, así que vivirán felices en el voladero del santuario con otras palomas.
  • Esta preciosa paloma fue rescatada de la calle por su madrina, se hizo cargo de ella, la llevó al veterinario y tenia PMV, un virus típico de las palomas, así que la cuidó y mimó, hasta que ha estado lo suficientemente fuerte para venir al voladero del santuario, pues ya no es posible liberarla, pero aquí vivirá feliz con otros amigos de su especie.
  • Esta simpática palomita es Rosa, se coló por la ventana de su padrino, estaba malita y cansada y tuvo la suerte de caer allí, donde fue atendida inmediatamente. Ya está recuperada, pero no podrá ser liberada, así que se quedará en nuestro voladero con más amigas y podrá vivir a salvo y feliz.