Botox es un perrito que encontramos en la cuneta de una carretera junto a otro perrito que acababa de ser atropellado y lamentablemente estaba fallecido. Imaginamos que han sido abandonados o se han escapado de algún lugar no muy bueno, ya que estaban comidos de garrapatas. Botox tenia la cabeza llena de heridas que podían ser mordiscos y muy hinchada toda la cara, de ahí su nombre, es un gran perro, le encantan los niños, muy bueno y amoroso que necesita un hogar muy responsable que le haga muy feliz.