Canel es un perrito muy guapo que algún desalmado abandono en un polígono en pleno verano, el pobre que no sabia donde meterse se refugió en una nave en cuanto vio una puerta abierta. Allí estuvo varios días refugiado en unos palets hasta que fue visto por el personal que le estuvo poniendo comida y agua hasta que fuimos a por él. Iba con su cadenon al cuello por y es muy desconfiado hasta que te conoce y ve que no le quieres maltratar por lo que pensamos que solo ha conocido estar encadenado en alguna nave y recibir nada de cariño. Ahora busca una oportunidad donde poder ser feliz.