Caoba es una galguita mayor que hemos recogido increíblemente a esta edad. Raro es para nosotros ver un galgo que llega a anciano y no ha sido antes abandonado o “quitado del medio”. La recogimos vagabunda y exhausta de cansancio, con las tetitas como si fueran coladores de haber estado criando sin parar hasta ahora. Porque ya cazar no vale, claro. Pero como la única manera de sacarle beneficio ha sido esta pues a eso se han dedicado con ella. Desde que ha llegado solo ha hecho que comer y descansar en el sofá. Es muy tranquila, sociable y amorosa, se lleva bien con perros y gatos por lo que deseamos con toda el alma encontrar un hogar donde viva feliz lo que le quede de vida.