Cáscara es una perrita cruce de American Stanford de tamaño medio que abandonaron o se escapó un día de lluvia y frió horrible. Pensamos que ha vivido toda su vida encadenada en una nave por su aspecto. La pobre se coló en un vivero para resguardarse y de paso pedir auxilio ante su desamparo. Tiene una patita con una malformación ya sea de un cepo o accidente antiguo. Es muy buena y cariñosa, solo quiere vivir como una reina y que la quieran mucho. No la hagas esperar!!