Ovejas

  • Lorca vino rescatado junto a su mamá Rosalia  y su hermanito Becker de una granja donde vivían con muchas ovejas más para consumo humano. El granjero no los cuidaba y los animales pasaban verdaderas penurias. Lorca de hecho esta en tratamiento ya que sus patitas traseras están muy débiles debido a la desnutrición sufrida. Ahora viven felices y seguros y no se separaran jamas.
  • Becker vino rescatado junto a su mamá Rosalia  y su hermanito Lorca de una granja donde vivían con muchas ovejas más para consumo humano. El granjero no los cuidaba y los animales pasaban verdaderas penurias. Lorca de hecho esta en tratamiento ya que sus patitas traseras están muy débiles debido a la desnutrición sufrida. Ahora viven felices y seguros y no se separaran jamas.
  • Adelaida lleva varios años ya con nosotros, la recogimos una noche fría de diciembre en medio del campo donde unos paseantes la descubrieron. Estaba refugiada en unos matorrales donde tenia sus dos corderitos recién nacidos. Se ve que se puso de parto y se perdió del rebaño. Estos pobres se libraron de acabar en el plato de fin de año.  Desde entonces vive tan tranquila acompañada de sus hijos en el santuario.
  • Jarilla y Bertina son las hijas de Adelaida, las recogimos una noche fría de diciembre en medio del campo donde unos paseantes las descubrieron con apenas dos días de nacidas. Estaban refugiadas en unos matorrales y su mamá se encargó de cuidarlas muy bien. Se ve que se puso de parto y se perdió del rebaño. Estos pobres se libraron de acabar en el plato de fin de año.  Desde entonces viven tan tranquilas en el santuario.
  • Bertina y Jarilla son las hijas de Adelaida, las recogimos una noche fría de diciembre en medio del campo donde unos paseantes las descubrieron con apenas dos días de nacidas. Estaban refugiadas en unos matorrales y su mamá se encargó de cuidarlas muy bien. Se ve que se puso de parto y se perdió del rebaño. Estos pobres se libraron de acabar en el plato de fin de año.  Desde entonces viven tan tranquilas en el santuario.
  • Ken es un carnero que recogimos cuando era muy joven, el pobre se quedó atrapado en una zanja cerca de un polígono y no podía salir. Así quedo atrás de algún rebaño que pasaba por la zona pero tuvo suerte de ser visto y fuimos a rescatarle. Si no hubiera muerto de inanición en poco tiempo. La suerte le h acompañado desde entonces y ahora vive como un rey en el santuario.
  • Pari es una oveja que ya llegó mayor en un estado lamentable. Fue incautada junto con algunas ovejas más de una granja donde el granjero las había abandonado y estaban muriendo de hambre y de sed. Cuando llego no tenia nada de musculatura y estaba tan desnutrida que le costó mucho reponerse. Ahora pasa a nuestro lado los años que le quedan como una marquesa, como se merece.
  • Ernesto es un carnero que llegó cuando solo era un bebe de pocos días, le abandonaron en plena calle en un saco. Desde luego no le tendrían para nada bueno. Por suerte para él le rescatamos y desde entonces ha vivido en paz y armonía con las demás ovejas en la protectora.
  • Yema es una ovejita oscura muy graciosa que fue decomisada de un criadero con otras ovejas que vivían en condiciones insalubres y muy maltratadas. Tampoco estaban bien alimentadas y ni siquiera veían la luz del sol muchos días, solo interesaban sus corderitos para la venta. Todo aquello ya pasó y vive encantada en el santuario donde disfruta cada día y no le guarda rencor al ser humano.
  • Roma es una oveja que rescatamos hace varios años de una zona en obras por donde pasa el tren, no sabemos de donde pudo venir o si se despisto de su rebaño. Nos llamaron ya que Roma no hacia más que cruzarse las vías y sufría riesgo de morir atropellada y causar un percance. Desde entonces vive a sus anchas rodeada de sus amigos en el santuario.