Esta preciosa gatita y su hijo Louis fueron rescatados de la calle, ella tenía una pata rota y ha estado un tiempo ingresada. Ahora sigue con su recuperación en una casa de acogida, pero necesita un hogar definitivo donde poder ser feliz y recibir mucho amor.