Chocolate y sus hermanos fueron rescatados de un contenedor. Son unos gatitos muy sensibles, simpáticos y cariñosos que necesitan un hogar, una familia cuanto antes.