Chufa es una gatita preciosa que se rescató siendo muy, muy pequeñita. Estaba muy enferma y en malas condiciones, costó mucho sacarla a delante, pero gracias a su casa de acogida y a que es una luchadora, ya está recuperada. Es una pequeñaja muy simpática, súper cariñosa y juguetona. Ahora Chufa necesita un hogar definitivo al que llenar con su inmenso amor.