Esta niña guapa fue rescatada de una base militar donde había una colonia felina, ya no podían seguir allí y su cuidadora buscó ayuda para ubicarlos de nuevo. Esta peque y su hermanita han venido con nosotros. Aunque son algo tímidas se dejan tocar sin problemas, seguro que muy pronto solicitar mimos constantemente, pero cuanto antes estén en una casita antes podrán descubrir lo buenas que son las caricias.