Este gatito blanco es Dean. Un precioso gatito de un año de edad que estaba vagando por unas parcelas buscando cobijo. Estaba muy sucio y asustado pero se deja tocar y es muy cariñoso.

Necesita una familia que le adopte y le de todo el amor que se merece y hasta ahora no ha tenido.