Gallos y gallinas

//Gallos y gallinas
  • Gina es un gallina que estaba abandonada y apareció un día andando tan tranquila por la cuidad de Madrid. Fue recogida y llevada a la perrera donde paso algún tiempo y como nadie la sacaba nos avisaron para que fuéramos a por ella y viviera en el santuario. Ahora está tan feliz.
  • Bugui es un gallo que estaba en muy malas manos ya que lo usaban para peleas, les fue incautado y se quedó en una perrera de Madrid donde nos avisaron para que nos lo quedáramos y tuviera aquí una mejor vida. Ahora corre y es muy feliz con sus amigos donde hace lo que quiere sin ningún estres.
  • Pili y Mili son dos gallinitas que fueron rescatadas por sus padrinos, sin duda gracias a ellos ahora disfrutaran de la vida como se merecen.
  • Pili y Mili son dos gallinitas que fueron rescatadas por sus padrinos, sin duda gracias a ellos ahora disfrutaran de la vida como se merecen.
  • Curri es un gallo muy especial que rescatamos de la perrera de Madrid, donde llevaba un tiempo y nadie se lo llevaba. Lo habían recogido vagando por la calle tan tranquilo. Nos lo trajimos a que viviera en la protectora- santuario para que fuera feliz y viviera junto a las gallinitas, a las que cuida y protege sin cesar. También canta sin parar y muy fuerte, haciendo saber que es el rey en su zona. Como es muy sociable con las personas nos hace muchas visitas y nos hace mucha compañía en el día a día.
  • Turkey es una gallina guineana muy graciosa que esta cantando todo el día, en la protectora se ha integrado con los pavos domésticos con los que se siente como uno más y es muy feliz. Su padrino la rescató
  • Jacinta apareció un buen día suelta por la cuidad de Madrid, no sabemos como apareció por allí pero estuvo a punto de morir atropellada varias veces y un buen hombre se preocupó en rescatarla. Ahora vive muy tranquila en nuestra gran familia.
  • Manel es un super pollo que se ha criado en una casa donde le tenían en una jaula, al ser un pollo de engorde fue creciendo y no le daban las atenciones necesarias. Como no querían que acabase en ningún plato ni de mala manera nos pidieron ayuda y nos lo trajimos. Ahora es el terror de las nenas y vive a sus anchas en el santuario.