Este chico es Gary, este pequeño fue rescatado y llevado a la protectora en busca de un hogar. Desde el momento que llegó fue simpático, amoroso y juguetón. Le gusta mucho la compañía de amigos perrunos para así divertirse, pero lo que de verdad necesita es encontrar un hogar donde le den amor y cariño y le den un espacio en la familia por siempre.