Ginger es una super pantera muy habladora y amorosa gatita. Para ser una hembra tiene un buen tamaño pero es muy amistosa y manejable. Ella con tal de recibir mimos es feliz. La encontró un chico una mañana en su patio como pedro por su casa y aunque buscó a u familia por si era de algún vecino cercano nunca nadie la reclamo. Ahora espera en la protectora donde no le gusta mucho estar a que una familia maravillosa la adopte.