Gómez es un gato precioso y cariñoso que dejaron abandonado en una casa junto a su familia, mamá, papá e hija. La policía nos avisó y fuimos a por ellos. Los tres son unos gatitos adorables, muy cariñosos y sociables. Lo mejor del mundo sería que se fueran juntos, a un nuevo hogar donde les den la seguridad y el amor que se merecen, y esta vez para toda su vida.