Guior es un galguito muy dócil que estuvo en grave peligro por la carretera de un lado a otro y cruzando varias carreteras y pueblos. Se ve que a algún cazador le ha sobrado. Muy sucio y descuidado, menos mal que una compañera nuestra estaba cerca y tras varias horas tras él le cogió.