Este pequeño caramelo llego tan pequeño que tenía sus ojos cerraditos, pero es un campeón que ha salido adelante con ayuda de su casa de acogida. Ya está listo para ir a su hogar definitivo, no te pierdas de esta dulzura.