Haribo, KitKat y Milka, son tres hermanitos huérfanos que se encontraron en un vertedero, estaban en bastantes malas condiciones, los ojitos los tenían fatal, no sabíamos si los salvarían, después de llevarlos al veterinario se quedaron en una casa de acogida donde los han cuidado y mimado hasta ponerse tan guapos como ahora podéis verlos. Están recuperados y son para comérselos, cariñosos, juguetones y muy divertidos. Ahora solo les falta su hogar definitivo.