Jaleo es un perro que llevaba abandonado bastante tiempo o desatendido. El pobre estaba en el campo buscándose la vida y acabó agotado en una acequia, cansado y rendido no se podía ni levantar. Así que nos avisaron y fuimos a por él. Se ve que ha sido maltratado y esperemos que poco a poco vaya confiando en que puede vivir muy feliz y olvidarse de las penurias.