Kalen es un perrito de caza al que ya no quería, pues para ellos no debía de valer. Y a su corta edad es lo mejor que le ha podido pasar, ahora está en un lugar que le valora por lo qué es y no importa si corre más o menos. Ahora necesita una casa, un hogar de verdad donde le den todo el cariño que se merece. Es muy cariñoso y juguetón y no nos guarda rencor.