Karnak y Dacalia son dos gatitas que abandonaron en una vivienda, las dejaron solas y asustadas. Por suerte alguien las vio y no miró para otro lado. Ahora están en la protectora esperando una familia de verdad, de las que no fallan.

Son dos gatas maravillosas y dulces, pero son algo tímidas debido a la vida que han tenido antes de llegar a la protectora.