Lila es una gatita muy sociable y cariños que un día apareció en una colonia a la que alimentamos. Se ve que alguien se le ocurrió la horrible idea de abandonarla allí para que se buscara la vida. Muchos de los gatitos que se regalan de cachorritos acaban así en cuanto crecen ya no son tan graciosos.  Ahora espera un hogar donde ser muy feliz y que jamas la vuelvan a fallar. No regales animales, adopta siempre!!