Lio es un perro que vivía en una finca de un traficante de drogas. La policía lo incautó el día que detenieron a su propietario. Lio estaba encadenado y era el guardián de la casa para proteger la propiedad y las drogas. Por la noche lo soltaban y así se ha pasado la vida. Jamás conoció el cariño ni dormir en la casa calentito. Es un perro activo y muy inteligente que esta deseando tener la vida que tanto a esperado y merece.