Este guapetón andaba perdido y asustado, gracias a una persona maravillosa que no miró a otro lado y nos llamó, ahora está a salvo y tranquilo en la prote. Es un gato súper cariñoso, le encantan los mimos y la atención, toda la que se merece. La familia que le reciba será muy, pero que muy, afortunada.