Loki, este podenco tan guapo, es otra víctima de la cacería en España. Lo encontraron vagando por el campo, y como es el ser más cariñoso del mundo fue siguiendo a la gente hasta que nos llamaron y pudimos rescatarle. Como os digo este jovencito solo quiere atención, es súper cariñoso, juguetón y simpático, perfecto para mejorar la vida a cualquiera.