Loly-Pop fue rescatada junto a sus hermanitos, estaban en muy malas condiciones y se llevaron de inmediato al veterinario, a pesar de la lucha, solo ella ha podido sobrevivir, aunque ha perdido un ojito, esto a ella en su vida no le supone nada, va a ser una gatita completamente normal y feliz. Ahora está en una casa de acogida a la espera de su familia definitiva, es una gata adorable, juguetona y muy cariñosa. Ha tenido una muy corta y dura vida, es hora de que eso cambie y encuentre su final feliz.