Este pequeñajo tan preciosa es Louis, fue rescatado junto a su madre, Catrina. Es un gato maravilloso con miles de virtudes, es un chico divertido, activo, pegajoso, dulce, gracioso y parlanchín. Desde luego no puede ser más completo, solo le falta una familia definitiva a la que regalar todas estas cualidades y donde recibir todo el amor y los cuidados que se merece.