Este peque es un gatito que encontramos por las calles pidiendo que le hicieran caso, se arrimaba a todo el mundo demandando cariño. Pensamos que alguien lo ha abandonado porque estaba sin castrar y no dejaba de marcarlo todo o bien se escapó en busca de gatitas, de un modo u otro, la irresponsabilidad humana siempre la pagan los más débiles. Ha debido de pasarlo muy mal hasta que alguien lo ha recogido porque es súper amoroso y le encanta la compañía. Juguetón y pegajoso. Sé que esa carita te ha enamorado, no lo pienses más y llena tu casa de puro amor.