Lupa es una perrita de tamaño mediano que recogimos en un pueblo en las ultimas, con una avanzada desnutrición y sin fuerzas buscando en la basura. Como es muy sociable y cariñosa se vino con nosotros encantada, no le guarda rencor a los humanos por los sufrimientos que ha debido de pasar toda la vida.. Ha engordado en pocos días y ya esta lista para encontrar un hogar en condiciones donde ser muy feliz.