Maca llegó junto a su hermanito Kefir. Los dos eran muy bebitos y estaban super malitos. Nos costó mucho trabajo sacarlos adelante pero con cariño y paciencia ya están listos para irse a una familia y totalmente recuperados. Son muy mimosos y ronroneadores y tienen una carita muy simpática y especial. No esperes más a conocerles, te encantaran!!