Malvavisco y sus hermanos fueron encontrados muy chiquitines dentro de una caja, una persona maravillosa que los encontró nos llamó porque no podía dejarlos ahí solitos. Son unos gatitos adorables. Muy sociables y cariñosos, y cómo no, súper juguetones.