Mascarpone y Maasdam fueron encontrados en la calle, seguramente han sido abandonados por alguien sin corazón que no los quería, porque son muy caseros. Son dos gatitos muy simpáticos, mimosos y juguetones que están deseando encontrar su hogar definitivo, donde les quieran y cuiden toda su vida.