Maxi es un perrito muy bueno y listo que estaba en una perrera. Su dueño no le hacia ni caso y no le tenia ningún cariño, allí estuvo en varias ocasiones hasta que ya jamas nadie volvió a por él. Ahora espera en la protectora una segunda oportunidad.