Este simpático y bonachón perrito apareció perdido por las afueras de un pueblo, iba junto a su compañero de fatigas, Freddie. Imaginamos que se escaparon juntos de alguna finca, pero no estaban identificados. Son dos perros maravillosos y cariñosos que no saben vivir el uno sin el otro, así que estarán juntos hasta que encuentren por fin una verdadera familia que les quiera como se merecen