Modena es una gatita muy especial, regordeta y amorosa que nos tiene a todos enamorados. La abandonaron y estuvo varios días rodando debajo de los coches, como lloraba mucho un compañero la recogió. Se lleva muy bien con perros y gatos.