Nefertiti, también denominada en otros lares como Audrey Hepburn, por lo diva que es y su porte elegante, musa del mismísimo Valentino, no es una princesa, ella es reina, necesita un hogar donde reinar ella sóla junto con sus humanos. Cariñosa a más no poder, gatita de regazo, ideal para papis primerizos que nunca hayan tenido gatos, pero eso sí, no puede estar con otros gatos que la quiten el más mínimo protagonismo. Una pasada de gata en conclusión y cuidado, que no se va con cualquiera porque ella lo vale.