Okupa es un galguito que abandonaron unos okupas en una finca, junto a una gallina que era su compañera y aunque pasó mucha hambre jamás se comió. Allí pasaron meses solos hasta que nos dieron aviso para sacarlos.