Patty, esta preciosa galga, fue encontrada en medio del campo llena de pulgas y famélica. Tuvo la gran suerte de dar con una persona que la rescató y nos llamó. Después de un baño y una buena comida parecía otra. Es una perra súper cariñosa, dulce y juguetona, le encanta seguirte y estar cerca de ti. Así que si quieres una compañera que nunca te falle, no te lo pienses y adopta a Patty.