Otra perrita de caza rescatada, unas compañeros la vieron deambular sola por el monte y no dudaron en ponerse a su recate, después de días de espera lo consiguieron. Ahora Paula está segura y calentita esperando un hogar de verdad, una familia que de verdad la quiera y la valore.