A este pequeñín le dejaron abandonado en un garaje, el vecino nos llamó y fuimos a buscarle, es claramente casero, pero a alguien le estorbaba. Y no entenderemos nunca el porqué, es un gato muy simpático y cariñoso que se merece una familia a su altura.