Pirata es un grandullón llenito de amor. Lo encontraron abandonado y sin identificar. Es un perro súper cariñoso y juguetón, le encanta estar con gente y que le den mimos. Ahora busca una familia que le de todo el afecto que él se merece, es un bonachón con un corazón gigante.