Este es Pumba, deducimos que este pequeño viene de una familia que quizás lo haya abandonado, no nos explicamos por qué, ya que es un pequeño demasiado amoroso y tranquilo con las personas, solo con verte ya te maúlla para que le cojas y le acaricies. Le costó un poco adaptarse ya que hay mas gatitos acompañándole, pero poco a poco se fue acoplando al lugar Ahora está a la espera de una familia que le del el amor que tanto quiere y merece.