Queso y su mamá Tostada son dos perritos adorables y muy cariñosos que encontraron en un pueblo. Estaban solos y perdidos dando vueltas sin rumbo. Ahora buscan una buena familia donde ser muy felices.