Raffaello y Valor son dos hermanitos a los que abandonaron a su suerte, con tan solo unos meses de vida ya han sentido el rechazo. Pero no son nada rencorosos, y eso que tienen motivos para no querer saber nada de los humanos, pero no, ellos solo quieren que les mimen. Son dos hermanos adorables y cariñosos, y cómo cualquier gato cachorro una fuente inagotable de diversión