Este amor de pavito fue rescatado por su madrina, que cuando se enteró de que su dueño quería venderlo para comer no pudo permitirlo. Gracias a ella ahora tiene una oportunidad de disfrutar y vivir tranquilo y a salvo