Este espectacular gato vivía en la calle junto a su hermana, por desgracia ella fue atropellada y no pudo salvarse, se quedó solito y buscaba cariño de cada persona que pasaba por su lado, así que alguien se decidió a llamarnos y ahora está a salvo y calentito, su destino será mejor que el de su pobre hermana. Es muy sociable y cariñoso y como podéis ver no se puede ser más guapo. Ahora necesita encontrar un hogar donde pueda tener toda la felicidad que se merece.