Samay y su hermana Yelina son dos perritas super cariñosas y juguetonas que rescatamos en plena carretera, o alguien se ha desecho de ellas o se escaparon de algún sitio pero estaban en grave peligro. Son dos hermanas jóvenes y bien cuidadas, muy dóciles y amorosas. Se llevan bien con otros perros y solo quieren mimos y jugar. Ahora necesitan un buen hogar donde ser muy felices.