Silos es un gatito de colonia, sufrió un accidente y necesitaba ayuda, tenía mucho dolor en su patita trasera, conseguimos capturarle, pues, a pesar de todo, es un gato super bueno y nos lo puso fácil. Ya ha pasado por el veterinario y por suerte no era tan grave como parecía, y solo necesita algunas curas y mucho, mucho cariño, busca una casa donde crecer feliz y hacer feliz a una familia